Descubre la Antigua Menorca

Descubre la Antigua Menorca

La isla de Menorca tiene una extensión de poco más de 700 Km2, es la segunda isla de las Baleares, presenta un paisaje predominantemente horizontal siendo su mayor altura el monte Toro, de 350 metros de altitud y su costa en general es alta y acantilada presentando las importantes bahías de Fornells, Ciudadela y mahón. Desde RIdeon animamos a visitar Menorca con el alquiler moto menorca. Una de las formas más estupendas de entrar en la isla es en barco, entrando por el puerto de mahón, uno se sorprende del enorme pedazo de mar que entra dentro de esta fantástica bahía. A lo largo de la história de toda la isla de Menorca se percibe la importancia de la situación estratégica del puerto de Mahón. Desde el 3.000 antes de cristo muchísimas civilizaciones han llegado a Menorca. Los pretalayoticos, es el nombre de la sociedad correspondiente, aproximadamente, a la Edad del Hierro en las islas Gimnesias (Mallorca y Menorca en el archipiélago Balear). Sus orígenes datan de finales del II milenio a. C., cuando la mal llamada Cultura Pretalayótica entró en crisis y vivió su consiguiente evolución. Su nombre procede de los talayotes , que son las construcciones más emblemáticas y abundantes de la prehistoria balear. Talayotes en Menorca Hacia el 1.200 aparecieron los talayóticos que realizaron los construcciones megalíticas de la isla como son los Talayots, las taulas, monumentos religiosos únicos en el mundo. Y después incluso la ciudad ciclópea con las murallas de piedra sin argamasa de  son catlar en Ciudadela. Un rincón digno de ser visitado sobretodo si se disfruta de un alquiler motos menorca.   Al acceder al puerto de Mahón se divisa el antiguo castillo español de San Felipe,  un castillo creado con la finalidad de neutralizar los ataques de Barbarroja en Mahón, Felipe II ordenó la construcción de un castillo para evitar nuevos asaltos de los Otomanos. En Rideon Ofrecemos alquiler de motos en el puerto de Mahón, para disfrutar de Menorca en moto.   Los ingleses llegaron con la mentalidad de emplear el puerto, ya que necesitaban apoyar su base de Gibraltar que no tenía posibilidades de mantener un puerto, mantener un arsenal que permitiera que su escuadra una vez llegado el invierno no tuviera que marchar a inglaterra.   Atravesando el canal de unión entre mahón y la fortaleza de la mola se puede ver cómo se logró establecer contacto marítimo entre estos dos importantes puntos para evitar el paso por la boca del puerto que los temporales de levante lo hacían de una navegación prohibitiva. Los ingleses ocuparon Menorca con la firme idea de sentarse en el mediterránea a principios del S.XVIII. Dice la Leyenda que al almirante Nelson,  famoso por sus victorias en las Guerras Napoleónicas y en Trafalgar, llegó a la isla de Menorca el 12 de octubre de 1799 a bordo del Foudroyant. Se sabe que se hospedó en el predio de Sant Antoni, hermosa finca del puerto de Maó más conocida como Golden Farm, y que seis días después zarpó para Sicilia y Malta. casa almirante Nelson El turismo es lo que ha dado vida a la isla, a partir del S.XIX empieza a resurgir la economía de la isla pero nunca alcanzaba niveles grandes, actualmente el turismo ha complementado las otras riquezas de la isla y realmente la isla a finales del S.XX ha alcanzado un nivel económico muy alto.   Desde el puerto y por la cuesta de ses Voltes empieza la subida hacia el centro de la ciudad, se pueden divisar las perspectivas de la zona modernista, aquella donde su edificaciones se realizaron en momentos de máximo esplendor económico y en la plaza de la conquesta se eleva la estatua de Alfonso III de Aragón, el reconquistador de la isla y a sus espaldas el palacio mercadal guarda ahora la biblioteca pública de Mahón. casa almirante Nelson En las calles de la ciudad se llenan las terrazas de gente, en todas las partes se respira una laxitud de tranquilidad. En la plaza de Colón una estátua de formas románticas homenajea la figura de una cupletista local. Dicen los menorquines que una de los pocas herencias que dejaron los ingleses en la isla es la palabra bottle en lugar de ampolla, que es la forma catalana de referirse a las botellas. Visitar el centro de Menorca Pero hay rasgos en los edificios, sobretodo en las ventanas y en las galerías que a veces sino fuese por el sol deslumbrante se pudiera pensar que se está paseando por algún barrio londinense. Para más información visiten nuestro Blog de alquiler motos Menorca y disfruten de los mejores rincones de la isla